FANDOM


Glee: The Lucky Ones
Primera Temporada, Episodio Seis
CAP06-CRUELINTENTIONS
Fecha de Emisión 22 de Marzo del 2014
Escrito por Yolo691313
Guía de Episodios
anterior
For Your Entertainment
siguiente
Versus

Cruel Intentions en español Crueles Intenciones, es el sexto capitulo de la Primera Temporada del Fan-Fiction. Se estrenó durante el 22 de Marzo del año 2014.

Sinopsis:Editar

Cuando varios de los chicos lleguen a tocar fondo con respecto a sus sentimientos sus compañeros decidirán ayudarlos a sobrellevarlo. ¿Cómo? Nada más y nada menos que de la peor manera, esto conllevará a ningún buen resultado para absolutamente nadie...

Desarrollo del Episodio:Editar

Cruel Intentions / Crueles Intenciones

___________________________________________________________________

(Parque)


Layla caminaba en compañía de Brent estos platicaban tranquilamente.

-¿Sabes Layla? Al principio, además de sospechar que algo tramabas, me sorprendió bastante el hecho de que me invitaras a dar una vuelta contigo –La chica sonreía con algo de exageración.- Te juro que no es con ninguna mala intención. Ya sabes, eres el mejor amigo de mi novio, debería intentar conocerte mejor. Como Jason no es desconfiado pensó que esto sería una buena idea. Porque a veces siento que me odias… -El chico soltaba una risa mientras miraba a su compañera.- Claro que no. ¿Cómo podría odiarte? Es decir, si nunca me hablas ni nada –Layla arrugaba la nariz.- Como sea, eso se queda atrás desde ahora. ¿Vale? Ya que ahora ambos somos parte del coro siento que deberíamos unirnos… cabeza roja me hizo reflexionar la semana pasada –Brent lucía confundido.- ¿Hablas de Gwen? –Layla chasqueaba los dedos.- Exacto. Ella dijo unas cuantas cosas que lograron hacerme reflexionar sobre esto. Necesito ser una mejor persona –Brent parecía animado.- Eso es perfecto. Deberías comenzar con Jason, ya sabes, al pobre lo traes comiendo de tu palma, eso no es tan bueno… -La chica arrugaba la nariz. Aquello no le había gustado.- Lo sé. Eso no está bien y trabajaré en ello.

-Y hablando de eso… ¿Qué hay contigo, eh? Pasas mucho tiempo con Kelly –El chico comenzaba a reír mientras negaba con la cabeza.- Somos amigos y nada más. No pasa nada entre nosotros. Además a mi… -La chica lo miraba con cierta molestia y alzaba una mano para que guardara silencio.- No me digas, ¿Julie? –Brent parecía incómodo, este estaba a punto de decir algo cuando Layla proseguía.- ¿Qué cómo lo sé? Bueno, no necesito ser una genio para notarlo. Por favor, Brent. ¿ella? ¿de verdad? –El chico la miraba con cierta molestia.- ¿Qué tiene de malo? –Layla levantaba ambas cejas.- Bueno, no quiero ofender. Pero no es guapa, es algo rara, viste mal y luego es cristiana a más no poder. Vamos, seguramente si la tomas de la mano para ella sería pecado… -Brent, ya molesto, interrumpía a la chica.- ¡¿Y qué tiene de malo eso, eh?! –La chica soltaba una risa.- Para mí, nada realmente. Pero, ¿para ti? Vamos, no soportarías estar con ella más de un mes sin que la pobre no deje si quiera que la toques, peor aún, que la beses. Eres un chico y, no te ofendas, pero uno que disfruta de esas cosas –Brent se quedaba en silencio, reflexionando de aquello.

Layla ponía una mano en su hombro.- Hay muchas chicas, y de la escuela varias morirían por salir contigo. ¿Por qué elegirla a ella? Dale una oportunidad a alguien más… no, date a otra oportunidad a ti. Acá entre nosotros… yo sé que ni siquiera le gustas. Ya no –Brent parecía afectado por aquello y se quedaba en silencio un buen rato mirando el piso, después miraba a su amiga.- Tú tienes bastantes amigas, ¿Crees poder presentarme unas cuantas chicas? –Layla sonreía con cierta maldad.- Claro. Es más, conozco a la indicada…

__________________________________________________________


(Pasillos de la Academia Graham/Timbre de cambio de hora)


Melissa y Brent caminaban juntos mientras discutían unos cuantos asuntos.- Brent, no puedes confiar en Layla, es decir, es una perra –El chico ahogaba una risa y luego miraba a su amiga con falso enojo.- Vamos, no la insultes. Tal vez no sea la mejor persona del mundo, pero no es… tan mala -Melissa rodaba los ojos.- Como digas, pero si tú quieres creerle, adelante –El chico parecía molesto.- ¿Qué se supone que haga, Melissa? ¿Seguir esperando? No gracias… es decir, más obvio no puedo ser. Julie ya me dejo más que claro que no quiere nada conmigo, sólo una amistad, y bueno, no puedo hacer nada al respecto –Melissa soltaba un suspiro, conocía a su amiga y sabía que posiblemente aquello sería lo mejor.- Creo que, lamentablemente, tienes razón… -Brent sonreía.- No hubiera funcionado, ni lo mío con tú mejor amiga. Ni lo tuyo con mi mejor amigo… -La chica se sonrojaba mientras negaba con la cabeza.- Eres un tonto –El chico se encogía de hombros.- No, ahora hablo muy en serio. La verdad me agrada que estés con Scott, es un gran tipo. Porque, ya son novios, ¿no? –La chica abría mucho los ojos y le daba un leve golpe a su amigo en el hombro.- ¡No! Fue una cita nada más. Aunque… -Brent la miraba con diversión.- ¿Es cuestión de tiempo? –Melissa mordía su labio inferior algo incómoda.- No. Digamos que… como que le di ilusiones, cuando no tenía que hacerlo –El chico comprendía y la miraba bastante serio.- ¿Y que vas a hacer al respecto? –Melissa suspiraba.- Aún no lo sé… -Ambos se quedaban en silencio mientras seguían su camino.-

Por otra parte Bridgette caminaba junto con Evan la chica lucía molesta con lo que su amigo le contaba.- … y bueno, en conclusión fue genial –La chica rodaba los ojos.- Wow, gracias por contarme con lujo de detalle cómo fue tu regreso a casa con Axel. Tenía el pendiente, la verdad –Evan fruncía el ceño por aquello.- Oye, esa actitud ya no es normal en ti. ¿Qué te pasa? –La animadora se cruzaba de brazos, visiblemente molesta.- Ya todo para ti es sobre Axel. Que sean amigos y hallan hecho un dueto algo perturbador no significa que esté enamorado de ti. Evan, ¡despierta! Sólo es amable y nada más –El chico se mostraba molesto ante aquello.- En primera, es Alex. Y en segunda, no sabes de lo que hablas, si bien me gusta no me estoy haciendo ilusiones, somos amigos nada más, y lo sé bien –Bridgette lo miraba fijamente.- Puedes tener a alguien más, alguien mucho mejor. ¡Deberías salir con otra chica! Tiene tiempo que no lo haces… -El rubio soltaba una sarcástica risa mientras comenzaba a alejarse de su amiga.- Mira, creo que te preocupas por mí, y de ser así, lo aprecio mucho, pero descuida, sé bien lo que hago. Y además, nadie más me interesa por ahora... Oh, y sin ofender, pero deja de meterte en mis asuntos. Si quieres no hablaré más de él contigo –El chico sonreía por última vez antes de marcharse, dejando a sola a la chica quien parecía bastante afectada por aquello.-

En aquel momento pasaban Megan y Nicole, ambas parecían haber presenciado lo último de aquella escena. Megan se acercaba a su compañera animadora y le susurraba.- Y entonces… ¡Friendzone! –Ambas comenzaban a reír mientras se alejaban también, Bridgette ya bastante avergonzada y sin ánimos para responder solo se iba corriendo del pasillo.-


(Salón de Coro/Reunión)


Chris y Katherine se encontraban ya en el lugar, estos conversaban mientras preparaban unas cuantas cosas para su ensayo.- Katherine me alegra que sigas con nosotros, a decir verdad creía que para este punto nos habrías abandonado ya –La profesora reía mientras negaba con la cabeza.- Te hice una promesa, y la voy a cumplir. Además, los chicos no están tan traumados y el año no tiene mucho de haber comenzado. Por ahora nadie necesita asesorías de ningún tipo –Chris sonreía con algo de diversión mientras los chicos iban llegando y tomaban asiento.

La mayoría lucían confundidos debido a lo que estaba escrito en la pizarra. Cuando todos estuvieron Chris y Katherine se pusieron de pie al momento en que Julie levantaba la mano.

-Eh, señor Monroe, ¿Por qué en la pizarra dice “New Divide”? –Jason se mostraba confundido.- Ni siquiera sabía que había una pizarra ahí –Layla lo miraba.- Está ahí desde siempre –Su novio parecía seguir sin comprender. Chris tomaba la palabra.- Bueno chicos, como ya tenemos a los doce miembros y las seccionales están a solo un mes de distancia desde ahora comienzan los preparativos para la competencia. Necesitábamos un nombre para nuestro grupo y, bueno, aquí lo tienen. Quería algo único, original, un nombre que pegara y tuviera un buen significado. ¿Qué opinan? –Ambos profesores lucían emocionados, lo contrario a todos los chicos. Violet alzaba la voz.- ¿New Divide le parece un nombre que “pega”? ¡No tiene sentido! –Chris parecía afectado, todos estaban de acuerdo aunque ninguno lo habría dicho de aquella forma. Katherine tomaba la palabra.- Bueno, chicos, “nuevas divisiones”, piénsenlo, no está mal. Es original. Todos suelen usar palabras como “aural”, “vocal”, “sound”, “voice”, etcétera. Tiene un buen significado

Brent parecía estar de acuerdo.- Si, claro. Es como esa canción de Linkin Park, un nombre que no esperas, algo inusual, justo como nosotros. O como sé que seremos en la competencia –Algunos de los chicos parecían estar de acuerdo, Chirs lucía un poco más tranquilo y agradecía a Brent con la mirada.- Dejando eso de lado, el consejo de coros me dio una lista de nuestros contrincantes en la competencia. Ambos coros ya han competido antes, pero no suelen llegar lejos. Uno de ellos es de una preparatoria cristiana; el otro parece ser de una prepa común. Aunque, para ser sinceros, tenemos buenas posibilidades –Los chicos parecían bastante animados, Chris proseguía.- El tema para la competencia es “sueños”, y debemos interpretar al menos una balada…. Esto me lleva al siguiente anuncio. Necesitamos a los líderes para el coro. Un hombre y una mujer, estos harán un dueto en la competencia y lideraran la mayoría de los números grupales. Deben ser los que tengan un verdadero compromiso y estén dispuestos a dar todo de sí. Ahora, piénsenlo bien y… -Antes de terminar, Evan prácticamente saltaba de su asiento.- ¡Julie y Brent! Ellos merecen ser líderes –Jason y Bridgette apoyaban al chico.

A Chris y Katherine parecía agradarles la propuesta.- Bien, ¿alguien está en contra de eso? –Preguntaba la profesora, ninguno respondía ya que todos lucían convencidos con aquello.- Julie, Brent. ¿Están de acuerdo? –La chica asentía entusiasmada, el muchacho con algo de nervios accedía.- Que no se diga más –Decía Katherine, Chris sonreía.- Ahora más que nada tienen que comenzar a dar su cien por ciento chicos –Todos parecían de acuerdo.- Hablando de compromiso… ¡De pie! Trabajaremos en sus pasos de baile –Anunciaba Chris, algunos protestaban pero poco a poco todos hacían caso para comenzar a practicar sus coreografías.-


(Fin de Clases/ Auditorio/Explanada del Colegio)


Melissa estaba sentada en el escenario, esta lucía ansiosa y alternaba su vista de su celular hacia los asientos, al parecer buscaba a alguien que no llegaba. Esta releía el mensaje, que era de Jason: “Melissa, debo hablar contigo. Por favor veme en el auditorio a final de clases ;)” Sin presunto aviso, de detrás del escenario salía Layla, esta parecía molesta y miraba a la chica con odio.

Melissa al percatarse de Layla comenzó a balbucear y rápidamente se puso de pie, esta no sabía ni que decir, aunque no fue necesario ya que Layla tomo la palabra.- ¿Por qué esa cara de sorpresa, Mel? ¿Esperabas a alguien? –Bowman sacudía la cabeza.- Eh, bueno, yo… -La animadora soltaba una risa sarcástica para callarla.- ¿A Jason quizá? –Melissa palidecía, esto era suficiente para hacer sonreír sarcásticamente a su compañera.- Si, yo te mandé ese mensaje desde el móvil de Jason, tenía que asegurarme de que vinieras –La castaña veía de nuevo el mensaje y se maldecía en silencio, Jason podía ser algo tonto pero de haber querido hablar con ella se lo habría dicho de frente, no por mensaje.- Primero que nada aclaremos unos puntos, no tienes posibilidades con mi novio. Deja de hacerte tontas ilusiones; la verdad es que él sabe lo patética que eres, incluso le das lástima, por eso es tan bueno contigo –Melissa lucía incómoda y bastante enojada a la vez por las palabras de Jones, esta la enfrentaba.- ¿Presumes acaso de tu increíble novio? ¿Sabes al menos lo que pasó en el verano? ¿Te lo contó ya? –Layla parecía incómoda con aquello, al parecer no tenía ni idea de que hablaba.- Ay, por favor. ¿Acaso un día te tomó de la mano en ese estúpido curso de verano? ¿Y entonces creíste que vivirían una hermosa historia de amor? Siento pena por ti… -Una exaltada y cada vez más enojada Melissa encaraba a Layla.- Bien, me alegra. ¿Y sabes porque? ¡Porque yo siento pena por ti! Siempre pensé que escondías tus inseguridades bajo tú mascara de zorra, ¿y sabes? ¡Si lo haces! Estas tan obsesionada por controlar todo que un día tú mundo se vendrá abajo, vas a caer, y nadie va a estar para ti. ¿No te das cuenta de lo sola que realmente estas? –Layla apuntaba con el dedo a Melissa mientras la miraba con un odio que asustaba, parecía tragarse las ganas de golpearla.- Sólo haznos un favor a ambas, y déjalo en paz. Vete con Scott, porque la verdad, ¿quién más va a fijarse en ti, eh? ¿Crees que Jason sería capaz de decir con orgullo que eres su novia? ¡Claro que no! No estás a nuestra altura, somos populares y tú das pena. Tú no eres y nunca podrás ser esa chica –Melissa desviaba la mirada, lucía harta de discutir y casi al borde de las lágrimas. Esta asentía levemente.- Ajá. Ya entendí… -Layla sonreía con ironía.- Buena charla, linda. Espero que aprendas que no debes meterte conmigo… -Dicho esto la animadora se iba del lugar.-

Melissa quedaba sola, de nuevo, esta suspiraba y se acercaba al piano, unas cuantas lágrimas brotaban de su rostro.- ¿A quién engaño? Ella tiene razón. Yo jamás podré ser esa chica…


[Comienza a sonar I'm Not That Girl del musical Wicked en voz de Melissa.]

La música comienza a sonar en la cabeza de la chica y esta empieza a seguir la melodía, en una emotiva presentación mientras piensa en Jason, aunque no puede evitar que Layla también aparezca en su mente. Esta deja salir todas sus frustraciones, expresando lo que realmente siente. Al terminar la canción una última lágrima recorre su mejilla y esta se mantiene mirando hacia en frente.

Una tranquila Melissa salía, esta lucía bastante tranquila considerando que había llorado hace pocos minutos. Scott la esperaba afuera, este al verla sonreía ampliamente.- Te retrasaste, ¿pasó algo? –La chica sacudía la cabeza mientras negaba.- Me quedé platicando con una amiga, lo siento. Gracias por esperarme, ¿nos vamos? –El chico sonreía.- Claro –Este pasaba su brazo alrededor de los hombros de la chica y así ambos dejaban la escuela.-


___________________________________________________________________

(Inicio de Clases/Sala de Profesores)


Katherine y Chris estaban en una mesa conversando mientras tranquilamente disfrutaban de un café. Su alegría duraba poco porque momentos después llegaba Carl, este rápidamente tomaba asiento entre ambos y besaba a Katherine, todo para sacarle celos al profesor Monroe, este último parecía bastante incómodo. Katherine se sonrojaba.- Carl, que… milagro que vengas a pasar tiempo con nosotros –El entrenador sonreía.- Si, bueno, ya sabes. Era hora, ¿no? –Chris sonreía intentando mostrarse amable.- Definitivamente –Katherine miraba a su pareja.- Y entonces… ¿saldremos después de clases? –Carl asentía.- Claro. Ya es tradición del miércoles ir ahí. Chris, deberías ir alguna vez. Podrías invitar a alguien –Katherine parecía contenta al ver que lo invitaba.- Una cita doble –Chris parecía incómodo.- No, gracias pero no creo que… -El entrenador lo miraba casi con burla y le daba un leve empujón.- Vamos viejo, deberías invitar a Jane, si es que los rumores de que… -Una exaltada Katherine lo interrumpía.- Espera, ¿qué? ¿La entrenadora Ashburne se te insinuó? –Chris se encogía de hombros.- Algo así… me invitó a salir, la rechacé y bueno…

| Flashback /Días antes, pasillos de la Academia|

… Espera, ¿dijiste que no? –Preguntaba una sorprendida y furiosa Jane, la entrenadora de las porristas. Rubia de 35 años, era bastante guapa pero de igual manera estaba bastante loca.- Sí. Lo siento, Jane, de verdad me alagas pero, siendo sincero, me gusta alguien más aun así sabes que somos… -La entrenadora callaba al profesor mientras lo miraba con enojo.- No digas que “amigos”. Cometes un error, Monroe, ¡Katherine no te ama! Pero bueno, has lo que quieras. Me dejaste en ridículo, y haré lo mismo contigo –Chris miraba con confusión a Jane.- Vamos, no es para tanto, sabes que puedes tener a cualquier hombre que… -Este era interrumpido por Jane quien aventaba la carpeta de Chris al suelo, esta le volvía a gritar que lo pagaría y mientras se alejaba aventaba a los alumnos que se cruzaban en su camino, o sus pertenencias. Chris miraba aquello horrorizado.- Oh, dios… ¿Qué acabo de hacer?... - | Fin del Flashback|

Carl soltaba una risa mientras negaba con la cabeza.- Eres un tonto Monroe, mira que rechazar a Jane… -Katherine miraba con enojo a su pareja, el coach solo la abrazaba, esta rodaba los ojos.- Yo creo que hiciste bien. Esa mujer está bastante loca. No es la indicada para ti –Chris sonreía levemente.- Es lo mismo que yo pienso. Y prefiero estar sólo –Carl asentía.- ¿Eso fue un no a nuestra invitación verdad? Qué pena… -Chris se obligaba a sonreír mientras Katherine miraba a otra parte, así los tres profesores se quedaban en un muy incómodo silencio.-


(Pasillos de la Academia)


Brent caminaba en compañía de Kelly y Nicole, el chico no parecía ir muy adentrado en la conversación ya que las chicas se empeñaban en hablar de cosas de las que él no mostraba el menor conocimiento o interés. Este iba absorto en sus pensamientos para no aburrirse, hasta que ambas chicas llamaban su atención.- ¡Brent! ¿Nos estas escuchando? –Lo recriminaba Nicole, este bastante sorprendido sólo asentía.- Claro que si –La chica lo miraba nada convencida.- Bueno, ¿Y qué piensas? –Brent ponía cara de no saber qué era lo que pasaba este solo entreabría la boca pensando en una respuesta, Kelly comenzaba a reír mientras entrelazaba sus brazos.- Tontito. Les decía que desde hoy hasta el sábado mis padres no estarán en mi casa ya que falleció un tío político o algo así –El chico la miraba con tristeza.- Lo siento… -La rubia soltaba una risa.- Da igual, no lo conocía. El punto aquí es que Nicole propuso que hiciera una fiesta este viernes. ¿Qué opinas tú? Es una gran idea, ¿no? –Brent sonreía casi al instante de escuchar aquello.- Claro. Suena increíble, pero sería mejor con sólo ciertas personas, ya sabes, sin personas como… –¿Tyler? –Cuestionaba la rubia, el chico asentía.- Descuida, él no va a estar invitado. Aunque Nicole lo va a extrañar –La susodicha rodaba los ojos.- No inventes, voy a extrañar a su cuerpo, a él no –Los tres comenzaban a reír aunque Kelly y Brent intercambiaban miradas de incomodidad por aquella confesión.-Bueno, será mejor que comencemos a hacer la lista de quien tiene que estar y quien no –Proponía Nicole, la rubia parecía de acuerdo, esta volteaba a ver a Brent.- Espero que asistas –Brent sonreía de lado.- No me lo perdería por nada –Ambas chicas se despedían de él besando su mejilla, Kelly incluso mientras se alejaba volteaba a verlo un par de veces.-

Un atontado Brent se despedía de las chicas cuando Nathan llegaba a tocar su hombro, este daba un salto debido a la sorpresa, y al ver que se trataba de su amigo le daba un leve empujón.- Me asustaste viejo, no deberías hacer eso. Ya no es divertido –Nathan reprimía una risa.- lo lamento, amigo. Pero no pude evitar hacerlo al notar que estabas con Nicole –Brent parecía comprender y una sonrisa de niño malo aparecía en su rostro.- Oh, con que… ¿Nicole, eh? –El coreano reía mientras sacudía la cabeza.- Bueno, la verdad es que sí. ¿Ella es amiga tuya? –Hamilton asentía.- Sí, algo así… -Su compañero lucía entusiasmado.- Viejo, tienes que ayudarme a acercarme a ella. Por favor –Brent hacía una leve mueca sabiendo que el chico no tendría muchas posibilidades.- Bueno, Nat… -Casi al instante una idea llegaba a su mente y su expresión cambiaba completamente.- Espera, sí. Creo que puedo hacerlo. Lo intentaré, viejo. Tu deja que Brent actué… -Nathan sonreía mientras ambos chicos comenzaban a caminar por los pasillos…-


(Horas después/Gimnasio)


Layla y Julie se encontraban junto con las demás chicas de su curso, estas en su clase de gimnasia, todo bajo la supervisión de la entrenadora Ashburne quien las había formado en tres equipos para jugar volleyball, por lo que, ahora Julie, Layla y su equipo esperaban en las gradas. Estas conversaban.- …es por eso que ya no me gusta ser pelirroja, ahora todas se tiñen –Contaba una alegre Layla, Julie sonreía con ironía.- Oh, vaya… -La animadora notaba el poco interés en su compañera, esta hacía una mueca.- Vamos, Julie, tengo choques con Melissa y todo, pero no veo porque no intentar arreglar las cosas contigo, es decir, ambas estamos ahora en Glee y será así por el resto del año, porque, contigo como líder del grupo obviamente vamos a llegar lejos, seremos los campeones Nacionales –Julie sonreía mientras negaba con la cabeza.- Somos apenas unos novatos, no es para tanto –Layla soltaba una risita.- Claro que sí, tienes un talento único, y lo sabes muy bien –Palmer rascaba su nuca con algo de timidez.- Bueno, supongo que tienes razón. Es lindo que alguien aprecie mi talento y el esfuerzo que hago. Aunque venga de ti, lo cual es raro. Ya que sueles ser bastante mala –La animadora asentía.- Lo sé. Sé que a veces soy una perra desalmada, pero es por principios, quiero decir, no voy a dejar que alguien me vaya a pisotear. Tengo que mostrar coraje y actitud, ¿me entiendes? –Julie sonreía mientras asentía lentamente.- Si, si. Tienes toda la razón. No sé porque nunca lo vi así –Ambas chicas sonreían al momento en que la entrenadora daba la orden para que su equipo entrara a jugar.-

Las chicas se ponían de pie, Layla se acercaba a la entrenadora, esta le sonreía con malicia.- ¿Cómo vas, mi jugadora estrella? –La chica sonreía un poco.- Bien, estoy yendo por los eslabones más importantes, que resultan ser los más débiles –La entrenadora sonreía.- Perfecto –En aquel momento Megan pasaba, esta iba a tomar asiento debido a que acababa de jugar, pero era detenida.- ¿Qué hay de ti, Megan? Creo que tú no has hecho mucho al respecto –La chica miraba a Layla, esta le sonreía con burla.- Junto con Kelly y Nicole trabajamos en un sabotaje interno. Ellas deben estar con eso ahora, será algo bueno entrenadora, ya lo verá –Jane parecía contenta, esta pitaba su silbato.- Excelente chicas, sigan así. ¡A jugar! –Tras la orden Layla tomaba posición y Megan iba a sentarse, Julie quien se había percatado de aquella escena fingía demencia cuando Layla corría a situarse junto a ella, esta miraba con atención a la entrenadora, sabía que algo tramaba.-


(Salón de coro)


Chris llegaba con su maletín en mano, este iba silbando tranquilamente, al entrar se encontraba con Melissa sentada, esta lucía desanimada. Chris al instante se acercaba y tomaba asiento a su lado.- ¿Melissa? ¿Estás bien? –La chica negaba.- No, no lo estoy profesor –Monroe lucía complicado.- ¿Puedo saber el por qué? ¿Fue un chico? Porque puedo reprobarlo de ser así… -La chica soltaba una leve risa.- Sí… bueno, es complicado. No se ofenda pero usted es un chico y se que no lo va a entender. No puede hacer mucho, pero gracias por intentarlo –Chris hacía una leve mueca, este sólo hacía lo primero que le venía a la mente, abrazaba a la chica. Melissa sonreía y casi al instante correspondía a el abrazo, cuando Chris estuvo a punto de separarse la chica seguían abrasándolo, así que se quedaron así unos segundos más. Al final la chica lo soltó y talló sus ojos, esta parecía querer llorar.- ¿Le importa si no asisto a la reunión de hoy? Además, si somos sinceros, yo no necesito de esas clases de baile que tenemos últimamente –Ambos reían y Chris accedía a su petición la chica tomaba sus cosas y el profesor la detenía antes de que se fuera.- Y Melissa, recuerda, si te hace sufrir así, el chico no vale la pena –Melissa sonreía levemente y asentía.- Gracias, Sr. Monroe –La chica se iba y Chris comenzaba a sacar unas hojas de su maletín.-

Katherine llegaba a la sala con una confundida expresión.- Acabo de ver salir a Melissa, y esta parecía querer llorar ¿Pasó algo? –El profesor negaba con la cabeza tranquilamente.- Problemas de hormonas –La maestra comprendía.- Bien. Porque Scott apareció y me pidió permiso para faltar y acompañarla, ¿está bien? –Chris asentía.- No hay tanto problema. Ambos son de nuestros mejores bailarines. No les hará daño faltar hoy –Katherine sonreía y Chris continuaba revisando sus hojas, esta parecía confundida y se acercaba a su compañero.- Chris, ¿qué sucede? No sueles ser así de distante conmigo… -El profesor suspiraba mientras pasaba una mano por su rostro.- Perdón, pero tú sabes lo que pasa… y últimamente mezclo el trabajo con mis emociones, eso no está bien –La profesora hacía una leve mueca.- Sabes que te aprecio mucho, ¿verdad? –Monroe sonreía.- Lo sé –Ambos profesores se abrazaban hasta que escuchaban una voz que los obligaba a separarse.- ¡Búsquense una habitación! –Les decía Violet al momento en que pasaba junto a ellos, esta parecía mirarlos con cierto asco. Los maestros reían con cierta vergüenza.-

Uno a unos los chicos llegaban y el salón comenzaba a llenarse, por último llegaban Julie y Layla, estas conversaban para sorpresa de la mayoría, en especial de Gwen quien, cuando Julie tomo asiento junto a ella en la fila de enfrente y Layla con Jason en el otro extremo de atrás miro a su amiga con desaprobación.- ¿De verdad Julie? ¿De verdad? –La acusada soltaba una risa.- ¿Qué? –La pelirroja soltaba un bufido y tomaba a la chica del brazo para hablarle en susurros.- Layla es una perra, ambas sabemos que no te puedes fiar de ella –Julie reía de nuevo.- Sé que no es de fiar pero se ha comportado muy bien conmigo, no veo porque no darle el beneficio de la duda… -Gwen la soltaba y se cruzaba de brazos.- Como quieras… -Palmer hacia una mueca.- Deberías darte la oportunidad de conocerla también. Por alguna extraña razón parece que quiere cambiar… -La pelirroja rodaba los ojos.- Como digas…

Katherine y Chris después de unos instantes daban comienzo con la clase.- Bien, chicos, como les dije antes sí queremos ganar tenemos que esforzarnos no solo en lo vocal, sino también en lo visual. En otras palabras, el baile. Sé que algunos tenemos pies derechos… -Decía Chris mientras miraba a Brent, este reía con ciertos nervios.- Así que, igual que con los cantantes principales nos vamos a encargar de los bailarines principales –Ninguno comprendía del todo, Katherine tomaba la palabra.- Con Chris discutimos quienes serían los mejores para aquello, y llegamos a la conclusión de que deberían ser Evan y Violet –El rubio parecía entusiasmado, la chica en cambio se mostraba confundida.- ¿Yo? ¿De verdad? –Katherine asentía.- Oh, vamos. No intentes ser humilde porque yo sé muy bien el talento que tienes. Bueno, ¿están de acuerdo con aquello? –Ambos chicos asentían.- Perfecto. No se diga más. Ustedes van a liderar uno de los números en las seccionales –Varios se animaban ante aquello y Julie levantaba la mano.- ¿Y qué hay con los solos? Porque, estaría honrada de tener uno en cada canción, pero supongo que los demás también necesitan su momento. Brent y yo no cantaremos en todo, ¿o sí? –Todos parecían intrigados, Chris tomaba la palabra.- No exactamente. Todo a su tiempo chicos. Primero necesitamos las canciones. Así que durante esta reunión comenzaremos a postular canciones, vestuario, bailes. Todo –La mayoría animaba aquello, la profesora sonreía pero no se comparaba a la cara de orgullo de Monroe al ver tan animados a sus chicos.-


(Fin de la reunión/Pasillos/Canchas)


Gwen y Julie caminaban juntas estas seguían discutiendo de Layla, de repente Brent y Jason llegaban poniéndose frente a ellas.- ¡Chicas! –Exclamaba el pelirrojo, las muchachas lucían confundidas, Brent sólo sonreía.- Sí… ¿Qué se te ofrece? –Consultaba Gwen.- ¿Qué pasó con Melissa? ¿Por qué no estuvo en la reunión? –Brent soltaba una leve risa, este lo golpeaba en el hombro. Julie intercambiaba una mirada de complicidad con su amiga antes de responder.- Se fugó con Scott. Dijo que volvería en un mes –Jason abría mucho los ojos y las muchachas sonreían con burla.- No se sentía bien, así que se fue. Scott la acompañó. Lindo, ¿no? –Jason asentía sin ánimo.- Por supuesto… bueno, gracias… -El chico se daba media vuelta y rápidamente se alejaba, Brent miraba a Julie con una torpe sonrisa.- Adiós –Dicho esto se iba a alcanzar a su amigo, Julie se despedía de él con la mano..-

Bridgette y Layla llegaban con las chicas, estas se ponían entre ambas.- Cielos Julie, se nota que te encanta el chico –Decía Bridgette al momento en que Gwen rodaba los ojos.- No, que va, Brent es sólo mi amigo… -Layla soltaba una risa.- ¿Y él está enterado de eso? –Julie no comprendía.- Vamos, es obvio que igual le gustas… -La chica solo reía mientras comenzaba a caminar junto con Gwen, las animadoras las seguían.- ¿A dónde van chicas? –Gwen las miraba con cierta molestia.- Ya nos vamos –Respondía con sequedad, Layla sonreía.- Deberíamos irnos todas juntas entonces. Ya saben, tiempo entre chicas –Julie y Bridgette sonreían, Gwen no parecía muy convencida, antes de protestar las animadoras las tomaban de la mano y seguían caminando por el lugar.-

Después de varios pasos Gwen aún tenía expresión de no estar nada cómoda.- Creía que iban a entrenar hoy… -Bridgette hacía un ademán con la mano para restarle importancia.- Ya teníamos pensado faltar hoy, la entrenadora ha actuado como loca últimamente –Layla parecía estar de acuerdo en el momento en que las cuatro salían de la escuela.- Y Gwen, ¿Cómo vas con Joseph? –La pelirroja lucía sorprendida ante la pregunta.- Bastante bien… gracias –La animadora asentía.- Hacen una adorable pareja –Gwen sonreía.- ¿Verdad que si? Algo así como Bridgette y Evan –La susodicha se sonrojaba bajo una risa de las otras tres.- Evan es sólo mi amigo… –¿Y él lo sabe? –Consultaba Julie molestando. La pequeña animadora se encogía de hombros.- Yo no gusto de Evan. Saben que él es bisexual y bueno… ahora le gusta un chico, uno de Glee –Layla levantaba ambas cejas.- No son Jason ni Brent, ¿cierto? Ellos están apartados –La chica miraba a Julie y le guiñaba el ojo.- No. Es Axel… -Todas guardaban silencio ante aquello, eran conscientes de la evidente química que tenían esos dos.- Bueno, puedes conseguir a alguien más. Muchos querrían estar contigo –La animaba Julie, ambas sonreían. Las cuatro pasaban junto a las canchas y estas veían a los lobos entrenar en un partido de práctica, Brent las miraba a lo lejos y las saludaba con una sonrisa en el rostro. Julie era la única que devolvía el saludo con igual entusiasmo así que las otras tres comenzaban a molestarla.- No chicas. ¡No! Yo no siento nada por Brent Hamilton…


[Comienza a sonar I Won't Say I'm In Love de la película Hércules en voz de Julie.]

Julie empieza a cantar la melodía dispuesta a dejar claros sus sentimientos, sus compañeras comienzan a hacer los coros, queriendo hacer que entre en razón y diga la verdad. La presentación se torna en algo fantasioso cuando la chica comienza a imaginarse en plena cancha, con Brent junto a ella mientras las otras tres los siguen.


La canción finaliza y Julie suelta un bufido, esta comienza a acelerar el paso, como si acabara de ser derrotada.- Vale, sí. Me gusta Brent Hamilton, ¿okay? Por más que intenté nunca dejó de gustarme. Ahora lo saben… -Layla sonreía con orgullo en sí misma, por hacerla sacar la sopa.- Oh, vamos. No tienes por qué avergonzarte ni nada. Él es un gran chico –Gwen y Bridgette parecían estar de acuerdo, esta última ponía una mano en su hombro.- Layla y yo podríamos hablar con él si quieres –La otra animadora asentía.- Claro. Incluso podría decirle a Jason que charle con él. Va siendo momento de que si quiera te invite a salir –La chica negaba, lucía algo incómoda.- Vamos Julie, deberías intentarlo, es lo que quieres. Además, ganas no le faltan –Julie sonreía levemente.- ¿En serio harían eso? –Las animadoras asentían.- Tú no te preocupes. Déjalo en mis manos. Porque yo sé perfectamente que hacer… -Decía Layla mientras entrelazaba su brazo con el de la chica, en aquel momento una sonrisa de malicia aparecía en su rostro. Así las cuatro continuaban con su camino.-


___________________________________________________________________

(Casa de los Bowman/Cuarto de Melissa)


La chica se encontraba en su cama, esta leía un libro tranquilamente cuando la puerta de su cuarto sonaba, esta soltaba un suspiro y decidía ignóralo segundos después ocurría lo mismo pero la chica se empeñaba en no abrir. Al momento en que tocan por tercera vez la chica, ya algo molesta, iba a abrir.- Mamá, ¿Por qué te…? –Al ver de quien se trataba en realidad Melissa se quedaba muda, era nada más y nada menos que Jason. Esta balbuceaba con torpeza.- ¿Me dejarás pasar a tú cuarto? –Consultaba el chico, esta accedía aún bastante confundida.-

-Espera, ¿mi madre te dejó pasar y te dio permiso de que subieras a mi cuarto? –El chico sonreía de lado mientras tomaba asiento en su cama.- Tú madre me conoce, dice que le agrado porque se ve que soy un buen chico –La muchacha reía mientras se aproximaba a sentarse junto a él.- Pues se equivoca totalmente –Jason fingía ofenderse.- Me preocupo por ti. Hoy no asististe a la reunión y vine a ver como estabas ¿eso no es ser bueno? –Melissa reía.- Bueno, tal vez un poco –El chico desviaba la mirada después de un rato.- Y… ¿qué es lo que tenías? –Melissa de igual manera miraba hacia otro lado.- Creo que lo sabes bien –Jason suspiraba.- Es por mí –Ella sonreía con ironía.- Que listo –Este suspiraba mientras tomaba una de sus manos entre las suyas.- Lamento hacerte pasar por esto pero te juro que… -Las palabras del chico se veían interrumpidas cuando el móvil de Melissa vibraba, en este aparecía que un mensaje de Scott acababa de llegar. La chica sonreía al notar aquello, el muchacho fruncía el ceño.- Últimamente pasas mucho tiempo con ese chico –Ella asentía mientras leía el mensaje.- Scott es increíble. Lo quiero mucho –Jason asentía con cierto enojo, la chica lo notaba.- Tú me lo has dicho, Jason. Merezco a alguien tierno, y que me trate bien. A alguien como Scott. Tú igual mereces a alguien así, alguien que se preocupe por ti. Alguien que sea todo lo contrario a Layla –Jason sacudía su cabeza.- Tú no entiendes. Layla es muy buena, a su manera y de diferentes formas. Pero lo es –Melissa solo asentía, no quería pelear así que sacudía el cabello del chico.- Eres un gran chico, ¿sabes? Bastante lindo y atento -Jason sonreía.- ¿Dices que soy un buen chico? –Ella asentía.- También crees que soy lindo, pues yo diría sexy –La chica rodaba los ojos.- No hay ni una pizca de sexy en ti. Tal vez sólo en tu sonrisa –El chico de nueva cuenta fingía ofenderse aunque no podía evitar reír.- ¿Lo ves? De esa sonrisa hablo… -Susurraba Melissa mientras llevaba su mano al mentón del chico. Ambos se miraban en silencio durante un buen rato.

Después, al instante, ambos comenzaban a besarse. Se mantenían así un buen rato y poco a poco se recostaban en la cama de la chica. Segundos después Jason se levantaba, este parecía bastante incómodo y nervioso, además no despegaba las manos de su entrepierna.- Eh… yo… p-perdón. El chico se apresuraba a ir a la puerta y salía del cuarto, no sin antes asomar su cabeza.- T-tengo muchas cosas que hacer el día de hoy. Pero, qué bueno que estés bien. Te veo mañana… -Melissa parecía igual de confundida, esta se sentaba en su cama y pasaba su mano por su cabello, aún no creía lo que acababa de hacer, su mezcla de emociones sólo hacía que sofocara un pequeño grito y se dejara caer en su cama. Tenía muchas cosas en que pensar.-


___________________________________________________________________

(Academia Graham/Pasillos)


Kelly caminaba en compañía de Layla, estas parecían ir discutiendo.- Mira, no me hagas golpearte. Sólo hazlo. Tienes que… -Ordenaba una molesta Layla a la rubia, esta hacia una mueca.- No lo sé. Es decir, él es un gran chico. Muy guapo y todo pero… -Layla rodaba los ojos.- Oh, por favor. No salgas con esto ahorita –Kelly parecía molesta.- ¡Esto no es mi culpa ni mi obligación! Y la verdad dudo mucho que sea algo legal lo que la entrenadora nos está obligando a hacer –Ambas chicas se miraban mientras Layla intentaba mantener su compostura.- Sólo piensa… que es divertido. Además estamos haciendo lo mejor, para todos. Esto es con las mejores intenciones posibles –Kelly sacudía la cabeza.- Creo que la entrenadora tiene las intenciones más crueles que puede haber –Su compañera la miraba.- ¿Lo harás si o no? –Una resignada Kelly sacudía su uniforme, acomodaba su coleta y comenzaba a andar por los pasillos.

Esta llegaba a lado de Brent, quien estaba en su casillero. El chico al verla sonreía torpemente, ambos comenzaban a charlar animadamente, igual que siempre. Layla observaba aquello desde lejos con una sonrisa.

Segundos después llegaba Julie, esta parecía confundida.- Layla, recibí tú mensaje. No sabía que tenía registrado tú número… -La animadora soltaba una risa.- Me tomé la libertad de ponerlo en él –Julie parecía sorprendida y antes de decir algo Layla proseguía.- ¿Recuerdas de lo que hablamos ayer? Pues me temo que Brent no piensa lo mismo… -Julie lucía desanimada aunque intentaba mostrarse indiferente.- ¿A sí? –Layla asentía fingiendo sentirse mal por ella.- Lo siento. Le agradas bastante y todo. Pero, al parecer él ahora tiene a alguien más… -La chica volteaba a ver a Kelly y Brent a lo lejos. Julie al verlos parecía bastante decepcionada. Kelly miraba aquello de reojo y casi instintivamente una pequeña sonrisa se curvaba en sus labios.- Lo siento… -Agregaba la animadora, Julie sacudía la cabeza.- No. Está bien… -Layla ponía una mano en su hombro.- Supongo que debes estar molesta, sobre todo después de que Brent se comportó como un patán diciendo que quería estar contigo cuando no era verdad… -Julie soltaba una leve risa.- Yo sé que Kelly es una perra. Así que esto no me sorprende del todo. Pero si algo eh aprendido de ti en los últimos días es que debo luchar por lo que quiero. No quedarme de brazos cruzados. Así que no dejaré que ella me lo quite –Finalizaba con decisión la chica. Tras esto se iba, Layla quedaba sola mientras maldecía en silencio el optimismo de la chica. Ahora tendría que planear otra cosa.-


(Biblioteca)


Bridgette llegaba al lugar con su carpeta en la mano, esta buscaba a alguien. Segundos después Evan se percataba de ella y le hacía señas desde el lugar en donde estaba. La chica se acercaba a él con una amplia sonrisa en el rostro hasta que notaba quien lo acompañaba, Alex. Esta hacía una mueca ante aquello pero rápidamente lo disimulaba.

Después de saludar a ambos miraba al “intruso”.- Alex. Qué bueno verte por aquí. No tenía idea de que vendrías –El chico sonreía.- Sí, bueno, Evan me invitó a venir. Y no pude negarme –Ambos chicos se miraban con una sonrisa, la animadora miraba a Evan de mala gana.- Creía que seríamos sólo nosotros. Pero está bien, ¿tienes el libro? –El rubio se maldecía en silencio.- Rayos. Olvidé pedirlo. Estaba demasiado distraído. Iré por el… -El chico se levantaba dejando a los otros dos. Cuando por fin estuvo lejos estos se quedaron en completo silencio.- Son lindos tus celos, pero innecesarios… -Decía Alex por fin después de un largo rato, la chica balbuceaba.- No sé de qué hablas –El muchacho reía.- Es más que obvio que te gusta, y Evan es algo torpe para notarlo pero tú no quieres solamente su amistad –Bridgette miraba al chico con cierto recelo.- Da igual porque él no quiere sólo tú amistad… –Alex miraba a la chica con algo de nervios.- Él y yo somos sólo amigos. Yo no gusto de Evan y él obviamente tampoco de mí –Bridgette se encogía de hombros mientras reprimía una sonrisa debido a la inseguridad del chico.- Tienes razón. Creo que comienzo a imaginar cosas… además, tú sólo eres hétero, ¿no? –El chico asentía, la muchacha dudaba aquello pero sonreía.- sólo amigos –Decía mientras Evan llegaba con un libro en la mano.- ¡Lo tengo! –¡Shhh! –Lo callaba una voz a lo lejos, el chico se sentaba algo avergonzado.- Lo tengo… ¿todo bien entre ustedes? –Susurraba este a sus amigos, ambos sonreían.- Todo bastante bien –Decía Bridgette sonriendo con algo de malicia.-


(Cafetería)


Layla, Bridgette, Kelly, Nicole y Megan estaban sentadas en una mesa, estas conversaban casi en susurros para que nadie escuchara.- Entonces, ¿Cómo va el plan sabotear al club glee? –Preguntaba Nicole, Layla sonreía con cierto orgullo en sí misma.- Bueno, logré quebrar a una de ellas y también estoy fingiendo ser amiga de esas perdedoras –Megan soltaba una risa.- Te recuerdo que eres de esas perdedoras también –Bridgette miraba con enojo a la chica.- No me obligues a arrancarte las extensiones –Antes de que esta le respondiera Kelly daba un golpe a la mesa.- ¡Chicas! Debemos concentrarnos. Cuando esto acabe podrán volver a odiarse todo el tiempo que quieran. Por ahora cierren el pico –Ambas dejaban de pelear, Megan hacía una mueca.-Sigo sin comprender porque hacemos esto…

Layla sonreía.- Me alegra que tú si tengas un compromiso con esto, Kelly. Porque te tengo una misión… -La rubia parecía intrigada.- ¿Cuál? –Su compañera la miraba fijamente.- Acostarte con Brent –Todas quedaban en silencio mientras esta se quedaba estupefacta.- ¿Quieres que yo que? –Layla hacia una mueca.- Vale, mira, tal vez no a tal extremo. Pero si lo haces quebramos a Julie y después a Brent. Y ellos son los eslabones más importantes –La chica comprendía. Bridgette parecía indignada.- Layla, no puedes pedirle así como así que se acueste con alguien –Jones rodaba los ojos.- Bridgette, está bien que seas la única virgen de la mesa pero nosotras sabemos que el sexo adolescente no es la gran cosa siempre y cuando te protejas. –Decía una tranquila Nicole, Layla parecía de acuerdo y Bridgette soltaba un bufido.- Como Layla disfruta de sus tres minutos después de clases… -Todas reían mientras Layla se sonrojaba y fulminaba a su amiga con la mirada.- Como sea... Kelly, es tu decisión -Nicole ponía su mano sobre la suya.- Vamos, no es la gran cosa. Además el chico te encanta. Y no sería la primera vez para ninguno. Incluso podrías solo hacerte su novia, o darle ilusiones. Eso se te da bien –Kelly asentía lentamente con una leve sonrisa.- Lo haré –Nicole aplaudía con una tonta sonrisa en el rostro mientras las demás sonreían.-

En ese momento Brent y Jason llegaban a sentarse con las chicas, Jason besaba a su novia mientras Brent se sentaba junto a Kelly. Bridgette y Megan se daban cuenta de que iban sobrando y ambas se iban, no sin antes Megan pasar tras Jason y susurrar “tres minutos” detrás de Jason, el chico parecía confundido. Nicole no comprendía las señas de sus amigas así que se quedaba.- ¿Qué hacían, amor? –Preguntaba Jason a Layla mientras intentaba dejar de lado lo que había hecho Megan, esta le restaba importancia con un ademán.- Nada. Cosas de chicas, ya sabes… oye, acompáñame afuera, debo decirte algo –Jason no comprendía pero ambos se levantaban. Layla le guiñaba un ojo a Kelly para después dejarlos a ambos aún en compañía de Nicole.- Bueno. Al fin se fueron –Decía esta última. Kelly asentía.- Lo siento Brent, pero no queremos a ninguno de ellos en la fiesta. Es decir, Jason me agrada pero su novia y su amiguita… -El chico asentía.- Comprendo. Pero sin Jason ahí y con los demás chicos del equipo será raro, creo que necesitaría a un verdadero amigo ahí. Ya sabes, en las fiestas siempre es esencial tener a un hermano contigo –Las chicas asentían aunque ninguna comprendía del todo.- Puedes invitar a alguien más, si quieres –Sugería Kelly, Brent a lo lejos miraba a Nathan, este se veía bastante contento platicando con Scott. El chico miraba a Nicole y sonreía al instante.- Creo saber a quién…


(Reunión del Coro)


Los chicos estaban ya en la sala y por alguna extraña razón ninguno de los profesores llegaba. Ninguno hacia demasiado caso a aquello debido a que todos platicaban entre ellos.

–¿Lo dices en serio, amigo? –Exclamaba un emocionado Nathan, Brent asentía.- Claro que lo digo en serio, a decir verdad Nicole incluso lució entusiasmada con la idea –El coreano sonreía aún más, su compañero proseguía.- Pero no puedes decirle a nadie, Kelly no quiere que mucha gente sepa. Sobre todo Layla, Bridg y Jason, ¿Vale? –Nathan asentía.-

–…Si estoy bien chicas, de verdad. Realmente creo que ayer exageré todo. No era para tanto –Decía una despreocupada Melissa, Gwen y Julie no parecían convencidas con aquello pero decidían creerle.- Al menos tuviste tiempo a solas con Scott –Decía Gwen para molestar, la chica ya algo cansado de aquello sólo asentía.- Sí. Y fue genial –Sus amigas se mostraban sorprendidas y en aquel momento Melissa miraba a Jason a lo lejos, y viceversa. Ambos se sonreían.

Layla se percataba de aquello y le daba un golpe a su novio algo molesta, este soltaba una risa nerviosa y la abrazaba para que no se molestara aún más.

–Cuando venía hacía acá escuché a la entrenadora y al sr. Monroe peleando. Ella le dijo que se iba a arrepentir y que su “plan” ya estaba en marcha. Sé que la mujer está loca pero… ¿tú sabes algo al respecto? –Preguntaba un inquieto Evan a Bridgette, la chica balbuceaba.- Uh…


| Flashback /Días antes, oficina de la entrenadora Ashburne|

Layla, Bridgette, Kelly, Nicole y Megan se encontraban en el lugar, las chicas miraban a la entrenadora quien se paseaba de un lugar a otro, esta bastante pensativa.
–Uhm, entrenadora ¿Hicimos algo malo, acaso? –Preguntaba Kelly, al no obtener respuesta Layla robada los ojos.- Díganos ya que sucede –La entrenadora chasqueaba los dedos mientras señalaba a la chica.- Exacto. Esa es la actitud que busco chicas. Las llamé a ustedes porque son… ¿cómo decirlo? –Esta pensaba en una buena palabra.- ¿Las mejores? –Preguntaba Nicole. Jane soltaba una risa.- No. Más bien las más raras. Son capaces de crear un drama gigantesco hasta por la estupidez más mínima. Además son las únicas de las que se al menos su apellido –Ninguna parecía feliz de escucharla.- ¿Y nos dirá ya para que nos quiere o…? –Preguntaba Megan, la entrenadora la obligaba a callarse.- Aunque dos de ustedes nos traicionaron uniéndose al estúpido club Glee me imagino que fue por razones egoístas, ¿me equivoco? –La entrenadora miraba a las chicas, Bridgette y Layla compartían una rápida mirada.-
–Bueno, yo lo hice porque Layla me lo pidió –Layla miraba a su amiga y después se encogía de hombros.- Yo tuve que unirme porque no podía permitir que una perdedora como Bowman intentara quitarme a mi novio, no había opción –Jane lucía incrédula.- Debe ser una hermosa relación si tan fácil desconfías de él… -Murmuraba Megan, Layla la miraba enojada.- Ey, chicas. Guarden todo eso para lo que tengo planeado. Ustedes cinco me ayudaran con mi venganza… -Las animadoras se miraban entre ellas, ninguna comprendía. Jane les explicaba.- El tonto de Monroe cree que puede rechazarme por la arrastrada de Katherine y seguir campante por la vida. Pero se equivoca. Así que las cinco me ayudarán a que, lo pague. ¿Cómo? Con los chicos de su grupito. Quiero que comiencen a crear un ambiente tan tóxico y de desconfianza entre todos ellos que ninguno pueda continuar ahí sin echarse a llorar o querer golpear al ver el rostro de otro –Nicole y Megan lucían de acuerdo, las otras tres algo incómodas.- Es algo extremo entrenadora… –Murmuraba Kelly, ella negaba.- Vamos. Será divertido. Todos ellos son unos traumados ya. Además, sabemos bien que el club Glee va a fracasar –Decía una engreída Megan, Nicole parecía de acuerdo.- ¿Cuento con todas, chicas? –Bridgette y Layla se miraban, estas asentían casi al mismo tiempo, aunque la primera no lucía muy feliz. La otras tres accedían de igual manera.- Excelente. Prometo recompensarlas –Decía Jane con una sonrisa malvada en el rostro.-

| Fin del Flashback|


–No –Decía por fin Bridgette tras recordar lo último.- Pero tú lo dijiste ya. Esa mujer está loca… -Evan comprendía y su amiga rápidamente miraba a otra parte, justo a tiempo.- Chris llegaba al lugar con cara de pocos amigos, este miraba a los chicos e intentaba sonreír. Estos notaban algo raro en él.- Vaya rostro profesor. ¿Quién le vomitó encima? –Preguntaba Violet, Monroe la miraba confundido y sacudía la cabeza rápidamente.- Cosas personales chicos. Descuiden. Oh, y Katherine no vendrá hoy. Tenía que atender unos “compromisos” –Jason se acercaba a Brent y le susurraba.- Por eso el coach canceló la práctica de hoy… -El chico encontraba razón en sus palabras, a pesar de todo Chris lograba escuchar, este disimulaba su enojo.- Cómo sea. Empecemos con la práctica de hoy. Brent, Julie. Los quiero al frente. Vamos a practicar… ¡Desde arriba!


(Auditorio/Final de Clases)

Alex llegaba al lugar algo confundido mientras miraba el mensaje que tenía en su celular. Este llegaba hasta el escenario y se encontraba con Bridgette, quien estaba en el piano.

–Hola… -Saludaba el chico con algo de desconfianza.- ¿Querías verme? –La chica sonreía.- Sólo quería charlar, ya sabes. Por favor, toma asiento –El chico se sentaba a su lado mientras la animadora le dedicaba una falsa sonrisa.- Mira Axel, no quiero pelear, y sé que tú no quieres problemas. Así que aclaremos esto. Tú y Evan jamás podrán ser nada, ¿okey? A mí no podrás venirme con tu cuento de “Oh, sólo es mi amigo. Yo soy heterosexual” Yo sé la verdad. Y esas son nada más y nada menos que mentiras –Alex lucía nervioso, la animadora proseguía.- Pero descuida, es por tú bien. Si no estás listo para aceptar las cosas como son o quieres ser un gay abierto hasta la Universidad. Bien, incluso te ayudaré a encubrirlo. Sólo aléjate de Evan, ni siquiera le des ilusiones, ¿vale? –El muchacho asentía, este parecía bastante sorprendido.- Solamente dime… ¿cómo? –Bridgette sonreía, ni siquiera lo dejaba finalizar.- Uno nunca puede escapar de su pasado, Alex. Jamás… -El chico no dejaba de mirar el suelo, momentos después daba un pesado suspiro y cerraba los ojos.- Eso no te servirá de nada, ¿sabes? Jamás te verá como algo más que a una amiga. Tienes que aceptarlo –La chica parecía molesta.- Mira, sé que él te gusta pero no es motivo para que te comportes así… -Alex soltaba una risa.-Creo que ninguno de los dos quiere entender… -Musitaba mientras comenzaba a tocar unas cuantas notas.-


[Comienza a sonar There's A Fine Fine Line del musical Avenue Q en voz de Bridgette y Alex.]

Los chicos cantan mientras Axel se encarga de tocar la melodía en el piano. Estos no paran de mirarse con odio, dedicándose cada estrofa. Para hacer comprender al otro que nada podrán cambiar.


Al final de la canción ambos chicos se miran, como si entre ambos se comprendieran. Antes de que alguien dijera algo Alex se levanta rápidamente.- Bueno, eso fue… interesante. Te veo… mañana –El chico se iba rápidamente sin siquiera ver a la chica, esta soltaba soltaba un suspiro y segundos después también se marchaba.-


(Explanada)

Melissa caminaba en compañía de Scott, este iba contándole una anécdota a la chica quien poca atención prestaba ya que parecía inmersa en su propio mundo. Después de un rato el chico lo notaba.- Ey, Melli. ¿Está todo bien? –La chica asentía mientras las palabras de Layla resonaban en su cabeza una y otra vez.- Sabes que puedes confiar en mí, ¿no? Sí algo pasa yo veré como ayudarte –Decía el chico, una sonrisa se curvaba en los labios de Melissa y sin titubear depositaba un beso en los labios del chico. Este la miraba sorprendido y poco a poco una sonrisa se formaba en su rostro.- ¿Cómo debería interpretar eso? –Preguntaba con algo de nervios, la chica sonreía.- Interprétalo en que, quiero estar contigo –El chico abrazaba a Melissa, esta devolvía el abrazo sin saber muy bien que acababa de hacer. Scott besaba la mejilla de la chica y así ambos continuaban caminando, él bastante feliz; ella aún muy confundida.-

________________________________________________________________________


(Al otro día/Oficina de Katherine)

Un molesto Chris llegaba al lugar, este al ver que aparentemente Katherine lo estaba esperando se molestaba más.- Gracias por faltar ayer. Tú compromiso es muy evidente –La profesora se levantaba para acercarse a Monroe, este sólo sacudía la cabeza.- Lo lamento, ¿vale? Carl y yo salimos a divertirnos nada más. Te prometo que no faltaré más. El club Glee me importa –Chris soltaba una risa algo falsa.- Sé que se divirtieron. Jane me dijo que se irían a un bar. Es más, al parecer ella se lo recomendó a Carl, y aunque no quise creerlo lo que lo remató fue el mensaje de voz que me mandaste cuando estabas completamente borracha –La profesora se sonrojaba.- Mira, puedo explicarlo… -Monroe negaba mientras se alejaba.- No hay nada que explicar. No tienes porque. Es estúpido que me moleste, solo por favor no faltes más. Los chicos y yo confiamos y necesitamos de ti –Katherine comprendía.- Oh, y deberías tener cuidado con el alcohol. Creo que no conoces bien tus límites –Dicho esto Carl se iba, Katherine quedaba confundida con aquello, esta le restaba importancia dándole un sorbo a su botellita de alcohol que guardaba en su escote de la blusa.-


(Pasillos)

Melissa estaba en su casillero, al momento en que un intrigado Jason llegaba a su lado.- Dime que no es cierto –Decía el chico captando su atención, Melissa parecía no comprender.- ¿De qué hablas? –Jason reía casi con sarcasmo.- Tú y Scott… -La chica se sonrojaba al momento en que cerraba su casillero y comenzaba a andar por el corredor, el muchacho la seguía.- ¿De ser así que tanto te afecta? –Cuestionaba Melissa. Jason hacía una mueca.- Me importa bastante porque tú me importas. Y bueno, con esa respuesta sé que sí –La chica suspiraba mientras miraba a su amigo.- No voy a esperar por siempre, y realmente quiero a Scott. ¿No entiendes lo egoísta que estas siendo con todos al comportarte así? –El chico guardaba silencio. Melissa negaba con la cabeza mientras se daba media vuelta para seguir andando.- Mejor no me sigas. Va a haber más problemas…

Jason no comprendía hasta el momento en que veía a su novia acercarse a él. Este se maldecía en silencio. La animadora llegaba a verlo con cara de pocos amigos.- ¿Qué hacias, amor? Luces sorprendido –El chico reía levemente.- Sólo conversábamos, ¿vale? No es para que te comportes de esta manera –Layla rodaba los ojos.- Sí lo es. Porque no la soporto y yo sé que ella te quiere, y no sólo como amigo. ¿No te das cuenta de lo patética que es? ¡Cielos! A veces eres tan idiota –El chico la miraba bastante serio.- ¿Sabes? A veces desearía que fueras más como Melissa –Layla entrecerraba los ojos, ya molesta.- ¿A sí? –Jason asentía.- Ella se preocupa por mis sentimientos. Es una buena persona, no solo piensa en ella y a hecho muchas más cosas buenas por mí que tú –La animadora se cruzaba de brazos mientras miraba a otro lado.- Bien… -Era lo único que decía antes de darse media vuelta.-


[Comienza a sonar About You Now de la cantante Miranda Cosgrove en voz de Layla.]

La chica comienza a andar por los pasillos mientras empieza a cantar. Momentos después se encuentra en las canchas de entrenamiento, practicando una coreografía con las animadoras mientras esta sigue con la canción.


Al finalizar la canción las porristas se esparcen por las canchas y la chica se detiene a recobrar el aliento. Segundos después la entrenadora llega a su lado.

–Mi super estrella. ¿Cómo va todo? –Layla se encogía de hombros.- Bueno, acabo de tener una pelea con mi novio porque… -La entrenadora hacia un gesto para que se callara.- No de eso. Con el plan –La chica entrecerraba los ojos. Esta miraba a Jane con enojo.- ¿Sabe qué? Yo estoy fuera- Tengo mis propios asuntos como para andar haciendo lo que otros quieren. Usted es ruin y está loca. No quiero ayudarla más. Y si quiere sacarme de las animadoras, bien –Jane quedaba estupefacta ante aquello, detrás de ella se encontraba con Megan, Nicole, Bridgette y Kelly. Esta última comenzaba a alejarse.- Yo estoy con ella. Las adolescentes somos nosotras, y usted la adulta. No al revés –Dicho esto las otras tres se marchaban también. La entrenadora se quedaba sin saber que hacer o decir.- Tengo miedo, va a sacarnos del equipo… -Decía Nicole con nervios. Kelly negaba con la cabeza.- Ella misma lo dijo, somos las únicas de las que conoce sus nombres. Y las más bonitas. No le conviene hacerlo –Decía una tranquila Kelly, las otras parecían estar de acuerdo, y así las cuatro chicas se marchaban.-


(Pasillos)

Gwen caminaba en compañía de Joseph, estos iban de la mano cuando el chico tuvo que entrar al baño. La chica se dispuso a esperarlo afuera en el instante en que Megan pasaba. Esta le daba un empujón en el hombro.- Cielos Gwen, ¿has engordado? –La pelirroja reía con ironía.- Es patético que lo digas cuando tú no comes. Y quemas calorías dando piruetas y acostándote con casi todos los de fútbol. Wow… -Megan se acercaba a la chica.- Tú resentimiento es hermoso –Gwen daba un paso hacia atrás.- Cielos. Temo que estés tan cerca de mí. No quiero que de nuevo intentes besarme… -La chica dio un empujón a Gwen, esta se lo dio de vuelta. Cuando Megan estuvo a punto de regresarlo, ahora más fuerte, Bridgette llegó a interrumpir.- Por dios Megan. ¿Con cuántos debes desquitar tú odio hacia la vida? –La susodicha soltaba una carcajada.- ¿Defiendes a la fenómeno? Vaya que eres rara. Primero totalmente leal a las animadoras y ahora a tú estúpido club Glee –Gwen se mostraba enojada.- Lo único estúpido aquí eres tú –Ahora lárgate porque sabes que no podrás contra ambas –Megan rodaba los ojos.- Cómo sea, no quiero raspones hoy. Ya sabes, por la fie… oh, tú no estás invitada –Dicho esto Megan se alejaba del lugar aunque ninguna acababa de comprender.-

–Gracias por eso, Bridg. Es raro que lo hayas hecho pero aprecio el gesto –La animadora sonreía.- Sí, supongo que se los debo. El sr. Monroe tiene razón, comenzamos a ser una familia y si perjudicamos a uno lo hacemos con todos. Además ustedes me han tratado tan bien después de lo que les hice. Que lo siento, de verdad lo siento mucho… -Gwen palmeaba el hombro de su compañera.- Descuida. Todo logra superarse. Y tienes razón. Somos una familia que siempre va a apoyarse –Ambas chicas sonreían al momento en que Joseph salía del baño. Ambas reían debido a que hasta ese momento lo hacía.- ¿Qué? –Preguntaba el chico. Ambas seguían riendo.- Te perdiste la acción –Decía Gwen mientras besaba su mejilla.- Por cierto, ¿conoces ya a mi amiga Bridgette? –La animadora sonreía…-

Por otra parte Nathan y Brent caminaban juntos.- ¿Estás listo para la acción, viejo? –El coreano asentía.- Por supuesto. Una vez más, gracias por hacer que me invitaran –El chico sonreía.- No hay cuidado. Te dije que iba a ayudarte con Nicole –Nathan asentía.- Ayuda el que Kelly te ame –Brent reía con algo de vergüenza.- No es para tanto… -Su amigo rodaba los ojos.- Como digas… -Ambos sonreían mientras continuaban su camino.-

Melissa y Julie veían a los chicos a lo lejos.- ¿Lo harás? –Preguntaba Melissa, su amiga asentía.- Tengo que, espero poder hacerlo hoy. Aunque será algo raro… -Melissa soltaba un bufido.- Hablamos de Brent, va a estar emocionado cuando lo invites a salir esta noche –Julie sonreía.- Bueno, pienso marcarle a su celular y decirle, no es tampoco una invitación tan formal… -Su amiga se encogía de hombros.- Ya es algo –Palmer asentía.- Tú me inspiraste. Ya sabes, dándole el sí a Scott –Melissa suspiraba.- Sigo sin saber porque lo hice… no estoy lista pero no quiero lastimarlo –Julie tomaba su mano.- Tranquila, con el tiempo todo se pondrá mejor. Lo hiciste por algo y ese algo te traerá felicidad –Ambas sonreían mientras compartían un rápido abrazo.- Gracias… -Susurraba Melissa.-


(Oficina de Chris)

La entrenadora Jane llegaba al lugar, esta se mostraba algo incómoda.- Chris, ¿puedo hablar contigo? –Monroe negaba con la cabeza.- Preferiría que no… -La entrenadora lo miraba molesta.- Lo haré de todos modos… mira, sé que actué como una loca. Pero no puedes culparme, es decir eres muy sexy pero también muy tonto. Y lamento lo que hice… -Chris no comprendía.- ¿qué hiciste? –Jane parecía confundida.- Lo que hice con tú patético club… -Monroe fingía comprender.- Oh, eso. Si, bueno, lo entiendo… o trato de hacerlo. No puedo culparte –La entrenadora sonreía.- Tal vez traerá peores consecuencias a la larga pero me alegra que me perdones por ahora… -Dicho esto la entrenadora se marchaba, Chris quedaba aún más confundido y ligeramente asustado por aquello, al final decidía dejarlo de lado y continuaba con lo suyo.-



___________________________________________________________________

(Esa noche/Cuarto de Julie)

–Es la última vez. Si no contesta simplemente dejaré un mensaje…-Susurraba Julie para si misma mientras marcaba el número de Brent, este terminaba por mandarla a buzón. La chica suspiraba y al final prefería colgar.- El cosmos no quiere que estemos juntos…. –Decía intentando poner cierto humor a sus palabras, no lo lograba.-


___________________________________________________________________

(Casa de los LeBlank/Fiesta de Kelly)

Nathan y Nicole estaban sentados en un sillón, estos se besaban mientras aún sostenían cada uno su vaso rojo. A su lado pasaba Megan, esta al verlos se mostraba bastante sorprendida.- ¿De verdad? Nicole, se supone que renunciamos a lo que dijo la entrenadora, ¿cómo porque estas…? Ahg, ¡Olvídalo! –Los chicos continuaban mientras esta se marchaba hasta que Nathan se separaba un poco y tomaba un celular que se encontraba en la mesita de centro.- El celular de Brent no a dejado de sonar… ¿sabes dónde está? –La voz del chico sonaba a que estaba algo mareado, Nicole quien lucía en el mismo estado soltaba una risa.- Fu arriba… con Kelly. No lo van a necesitar –Ambos reían y Nathan guardaba el celular.- Tienes razón. Esto no es lo que va a necesitar –Sin más lo chicos continuaban besándose.-

En el cuarto de Kelly la chica y Brent se besaban mientras comenzaban a quitarse las prendas que, por el calor del momento, les iban estorbando cada vez más.- Eres tan hermosa… -Susurraba Brent a Kelly, el chico igual sonaba alcoholizado, la chica quien se veía en mejor estado solo sonreía.- Kelly, no tengo protección… -La chica se quedaba en silencio un momento, meditando en que hacer mientras el chico, quien acababa de quitarse la camisa comenzaba a besar su cuello.- –¡Recuerda que renunciamos! –Interrumpía una voz desde afuera mientras golpeaba la puerta, se trataba de Megan. Esta después de un rato se resignaba y se iba a continuar la fiesta. Kelly seguía en silencio y después de un rato tomaba el rostro de Brent entre sus manos, esta lo miraba a los ojos y sonreía.- Ya lo hice así una vez, no pasará nada… -Brent sonreía con torpeza y besaba a la chica en los labios. Así ambos chicos continuaban mientras poco a poco iban pasando a todo lo demás…-

Estrellas Invitadas:Editar

Música del EpisodioEditar

Covers por S.A.:Editar

Navegador:Editar